Entradas

Las doce causas de interdependencia (1) - Roland Yuno Rech

Imagen
Observar la naturaleza de la existencia La base de la práctica de zazen es la concentración: no distraerse con los pensamientos, volver constantemente a la postura del cuerpo y a la respiración, poner toda nuestra energía en la postura sin economizar, toda nuestra atención en la respiración sin dejarnos atrapar por los pensamientos. Así, rápidamente, la mente se vuelve clara, estable y podemos atravesar todos los estados mentales, sin apegarnos a ellos, sin estancarnos en nada ni identificarnos con nada. Practicando así, Shakyamuni se hizo Buda, el despierto,   tuvo la visión justa de la naturaleza de la existencia con lo que de insatisfactoria tiene a causa de la impermanencia. Constató que existe la enfermedad, la vejez, que la muerte existe, que nuestra vida es tan limitada, incierta, que jamás estamos seguros de poder obtener o guardar lo que amamos, ni evitar lo que no queremos. Pero el Buda no se contentó con esa constancia, descubrió que la causa principal de nuestros sufr

Kalama Sutra (6) - Roland Yuno Rech.

Imagen
Nirvana viviente Cuando entramos en el dojo y pasamos la viga de entrada con el pie izquierdo, hacemos gassho y, en ese momento, abandonamos todas las preocupaciones de la vida social, para concentrarnos sólo en la práctica con el cuerpo, aquí y ahora. Sólo la práctica en este dojo, todo lo demos es abandonado. Es como cuando damos un paso adelante en kin-hin , abandonamos el paso precedente. Cuando nos concentramos en la postura de zazen, en la respiración, no existe más que el pensamiento concentrado en la postura y la respiración, todos los otros pensamientos son abandonados. Es lo que llamamos shikantaza , sólo sentarse, abandonar el resto.  Esto quiere decir que, aquí, estamos vacíos de todo lo demás, despojados, datsu raku , despegados de todas las preocupaciones que no sean la postura, sólo el mentón entrado, sólo estirar los riñones, sólo empujar el cielo con la coronilla, sólo relajar los hombros, sólo concentrarse en la espiración, una espiración tras otra, sólo esta esp

Kalama Sutra (5) - Roland Yuno Rech.

Nada constituye un sí mismo   Durante zazen, cuando volvemos la atención hacia el interior, podemos observar nuestro propio cuerpo, nuestras emociones. A veces nos sentimos bien, es agradable, a veces el cuerpo está dolorido. El cuerpo se transforma sin cesar. Igual que las sensaciones. Algunos tienen tendencia a pensar que el corazón es el sí, otros piensan que reside en el cerebro, pero cuando nos concentramos en nuestro cuerpo, no hay ninguna parte del mismo que podamos considerar como el sí mismo. A propósito de esto, Buda se dirigió a sus primeros discípulos diciendo: “El cuerpo no es el sí; si lo fuera, no sería objeto de enfermedades, podríamos domesticarlo completamente” Sin embargo, con todo el progreso de la medicina, es totalmente imposible dominar completamente nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo está más allá de nuestro control y no nos pertenece realmente. Esta en relación con todo el universo pasado y presente. Intervienen muchas causas, actuando sobre nuestro cuerpo, no

Kalama Sutra (4) - Roland Yuno Rech.

  ¿Cuál es el origen de nuestros sufrimientos? Para la mayor parte de nosotros, el punto de partida de la vía es el mismo que el de Buda. No estamos satisfechos de nuestra vida, sufrimos y deseamos poner fin a ese sufrimiento. La pregunta que se plantea es: ¿Cuál es el origen del sufrimiento? Sobre este aspecto, hay un mondo muy famoso entre Buda y un asceta llamado Kashyapa, muy interesante. Kashyapa preguntó: “¿El sufrimiento del individuo es creado por él mismo?” Buda respondió: “No es así como se produce.” Esta respuesta es muy interesante pues en general, nosotros somos responsables de nuestra vida, nosotros somos los autores de nuestro karma y Buda responde: “No”   Kashyapa le dice: “En ese caso, ¿es otro el que crea el sufrimiento de un individuo? En nuestra educación judeo-cristiana, tenemos la explicación del pecado original, esto quiere decir que sufrimos a causa de la falta de algún otro. La respuesta es: “No es así como se produce.” Kashyapa pregunta: “En es

Kalama Sutra (3) - Roland Yuno Rech.

Comprender lo que produce la felicidad Cuando practicamos zazen, no nos concentramos simplemente en la postura, además observamos nuestra vida y todos los fenómenos que vienen a reflejarse en el espejo de zazen. Es importante tener confianza en ese espejo de zazen y dejarse enseñar por zazen. Aunque oigamos una enseñanza, o leáis un sutra, no debéis seguir esa enseñanza por sumisión a una autoridad sino experimentar la verdad a través del espejo de zazen, volver a la fuente de toda sabiduría en uno mismo. Es lo que el Buda recomendó a los Kalamas al preguntarles si según su experiencia, la avidez, el odio y la ignorancia no producían la maldad y el sufrimiento. Cuando reconocieron eso como una verdad pues ellos mismos lo habían experimentado, pudieron abandonar sus hábitos. Si comprendéis que algo crea sufrimiento en vosotros y en los otros parad. Si no queremos abandonar, es que no hemos realmente comprendido desde el fondo de nuestro cuerpo y nuestra mente. Inversamente les dij

Kalama Sutra (2) - Roland Yuno Rech.

Desarrollar una fe profunda Durante la práctica de zazen, como durante nuestra vida, es importante observarse uno mismo completamente, ver lo que se es. No hay que tener miedo de iluminar las propias ilusiones. Es la única manera de que la práctica sea viva, que no nos estanquemos en la vía. Para continuar progresando en la vía, es importante tener una fe profunda, que no viene sólo de lo que hemos oído decir, sino de la propia experiencia, de la propia observación. El Buda Shakyamuni no buscaba convencer a las gentes, sino permitirles desarrollar su propia fe. Para ello, procedía un poco como Sócrates, planteando preguntas. A los kalamas les preguntaba: “¿Cuando a uno le aparece la avidez, es por su bien   o por su mal?”   Los kalamas contestaron: “La avidez aparece para mal de ese individuo.” Hoy en día pocas personas están convencidas de esto; nuestra sociedad, nuestro sistema económico desarrollan la avidez: tener siempre más dinero, bienes materiales, experiencias sexuales u o

Kalama Sutra (1) - Roland Yuno Rech.

Co mprender uno mismo La práctica del zen, como la práctica del Dharma de Buda, es algo que debemos experimentar por nosotros mismos, prácticamente, concretamente. No teoría, no metafísica abstracta, sino una práctica que implique el cuerpo y la mente en su totalidad. Muchas personas se preguntan por qué la postura es tan importante. Podemos decir que es así desde siempre. El maestro Deshimaru lo enseñó así, todos los maestros anteriores lo han enseñado así. Pero la verdadera razón, debemos encontrarla en nuestra propia experiencia. Es importante sentir que, cuando estamos completamente concentrados en la postura, cuando la postura es estable, equilibrada, la energía está bien enraizada en el suelo, la respiración se hace más fluida, la mente se hace más libre. Por la concentración en la postura, podemos hacer realidad   una mente que no permanezca en nada, que no se apegue a ninguna noción, a ninguna construcción mental, y somos libres para observar lo que es, tal cual es, sin pre